(+56) 22 6314150
(+56 9) 5647 4861
INFO@CECOWORK.COM
Ud. no lo haga: errores que cometemos con el dinero

Ud. no lo haga: errores que cometemos con el dinero

Las finanzas son un tema complicado y a veces pueden pasarte la cuenta cuando estás emprendiendo un nuevo negocio. Si bien existen cientos de artículos al respecto, pocos abordan una temática no menor: los errores que puedes cometer con tus recursos. Los errores financieros son algo que puede afectar tanto a la empresa multinacional como al pequeño empresario, y acá te enlistamos los que más se repiten y cómo evitarlos.

Pagar por talento cuando puedes desarrollarlo internamente: escalar la base de empleados de una empresa sin disminuir el rendimiento es uno de los mayores retos a los que puede enfretarse un jefe, porque cuando tienes dinero te ves tentado a contratar y pagar “expertos” que ya están posicionados en su campo. Si bien parece ser una buena estrategia, conviene más invertir en las personas que se ajustan correctamente a la cultura de la empresa y ayudarlos a desarrollar sus habilidades como parte del proceso general de la misma. Esto lo dice el director financiero de Shopify, Russ Jones.

En vez de comprar talento experto, concéntrate en los individuos con potencial de crecimiento al construir tu equipo.

Querer la “gran oficina”: sobre todo si se trata de  startups que están creciendo, querer la “gran oficina” puede ser mortal. Sería pagar caro por un espacio que no se requiere, ya que actualmente no es necesario que todos los empleados estén en el mismo lugar al mismo tiempo. Hace mucho más sentido que se use la tecnología que les permita trabajar de manera colaborativa. Esto viene del confundador de Polycom, Jeff Rondman.

Trabajar a distancia es bueno para los colaboradores, y también es una forma de ahorrar. Aunque tu ego te pida una gran oficina, un espacio físico no es imprescindible.

Buscar siempre clientes nuevos en vez de retener a los que ya tienes: lo que hace que los negocios lleguen al nivel empresarial no es lo que los mantiene ahí. A pesar de adquirir nuevos clientes es parte fundamental de construir un imperio, la retención de estos es clave para mantenerlo. Al asistir a una consultoría, una de las primeras cosas que todos deberían hacer es enlistar a los clientes que se han perdido, no para lograr que vuelvan, sino para entender por qué se fueron. Esto lo dice Neil Patel, desarrollador de cuatro empresas multimillonarias de software.

Los números son claros: retener a quienes ya te compran es más económico. Además, es la fuente más rentable para obtener ingresos. Incrementar el valor de la vida útil de tus clientes es la clave para conseguir el crecimiento sostenido.

Asignar responsabilidades para mantener el control: el crecimiento sin supervisión es fatal para un negocio. Esto lo cuenta Ramit Sethi, CEO de GrowthLab y autor del libro I Will Teach You To Be Rich (Te enseñaré a ser rico): “hace algunos años contraté a alguien para que dirigiera una transición tecnológica crucial. Esta persona se equivocó en el proceso y perdimos US$100,000 de un día para otro. En un principio, cuando yo supervisaba todo, esto nunca hubiera pasado. No quiero decir que no confíes en tu equipo, simplemente que cuando se trata de decisiones y procesos cruciales, no te puedes desentender”.

Cuando tengas éxito, involúcrate de la misma manera que cuando iniciaste tu negocio. Ojo: esto no quiere decir que toda decisión tenga que pasar por ti o que nunca delegues.

Gastar para alcanzar el éxito: el peor error que puede cometerse es el de gastar más para intentar tener éxito. La CEO de Jones Soda, Jennifer Cue, cuenta que “cuando inicié en Jones como directora general, decidimos hacer recortes en todas las áreas. Y lo único peor que gastar demasiado es recortar sin antes poner el ejemplo”. Además de reducir lo que gastamos en marketing y publicidad, acepté un recorte en mi salario”, agrega la directiva. “Poco tiempo después, toda la junta directiva se alineó a la estrategia y estuvieron de acuerdo en bajarse el sueldo también”.

El cambio en la salud financiera de Jones Soda fue tan efectivo gracias a que todos se sumaron a la implementación de este tipo de medidas. Si te encuentras en una situación similar, sin importar el tamaño de tu organización, debes tomar las riendas, asumir el sacrificio y hacer lo mismo. El resultado será tangible y benéfico para la operación de la empresa.

Desaprovechar a tus empleados: la mayoría de las grandes empresas no tiene en mente el potencial que representan sus propios empleados para generar tráfico a su sitio Web e incrementar ventas. En lugar de aprovecharlo, deciden pagar por publicidad en línea, especialmente en redes sociales. Los negocios son organizaciones sociales. Se conforman de personas tratando con personas de distintas maneras. No debes olvidar que tus empleados son clave para satisfacer las necesidades de tus clientes y de tu empresa. Esto lo aconseja Daniel Kushner, CEO de Oktopost.

Los seres humanos preferimos comprar a personas que conocemos y en las que confiamos. Tus empleados conocen tu producto mejor que nadie; si ellos comparten su pasión por tu marca, la harán más humana y atractiva… y esto no te costará.

Buscar ingresos en vez de ganancias: durante y después de la etapa de crecimiento, es común distraerte con los ingresos inmediatos y perder de vista la meta de las ganancias. Parece algo obvio, pero pasa muy seguido. “Si en esta etapa comienzas a gastar dinero en herramientas, bases de datos y servicios para incrementar tus ingresos, tus gastos serán más altos de lo que puedes permitirte”, advierte Syed Balkhi, CEO de OptinMonster y WordPress Beginner.

Los ingresos son una métrica que nos seduce. Sin embargo, puede no significar mucho. Evita problemas y mantente enfocado en tus metas a largo plazo.

Almacenar datos y no aprovecharlos: Todas las empresas recolectan datos como parte de sus actividades diarias, aunque son pocas las que saben aprovecharlos y darles un uso novedoso. Amir Orad, CEO de Sisense, dice que  “en mi primera empresa, gestionábamos datos para docenas de otras compañías. En ese entonces el proceso para hacerlo era almacenando la información de cada usuario. Después de años de sólo almacenarlo, nos dimos cuenta de su potencial. Hoy, utilizamos algoritmos para analizar el riesgo de cada usuario”.

Pocas compañías usan los datos que tienen para generar nuevos ingresos. Invierte en ellos e intégralos para darles usos creativos.

Hacerlo todo tú en vez de contratar: que no te intimide gastar dinero en construir un equipo. “Si estás trabajando más de 60 horas a la semana, necesitas contratar a alguien que te apoye”, aconseja Joshua Dorkin, fundador y CEO de BiggerPockets. “Un asistente podrá ayudarte con pequeñas tareas que quitan mucho tiempo. Por lo tanto, debes aprender a delegar”.

No busques “ahorrar dinero” al hacerlo todo tú. Mejor, libera tu tiempo para diseñar y desarrollar una estrategia exitosa. No importa si tu negocio ha alcanzado un estatus empresarial o si maneja grandes números. Todos los errores anteriores tienen algo en común: fueron casos donde el éxito nubló la vista de los directivos en un principio. Aprende de sus tropiezos y evita que te pasen a ti también.

AGREGAR COMENTARIO

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados *